Test de embarazos caseros

Test de embarazos caseros2019-05-09T15:27:05+00:00

Si eres de las personas que prefiere realizar Test de embarazo caseros es completamente normal y no resultará para ti peligroso. La persona que realiza un Test de embarazo casero no expone su salud, no corre ningún riesgo. Al igual que los Test de embarazo farmacéuticos lo indispensable para poder realizarlo es la orina.

Por qué se llaman Test caseros

Los Test de embarazo casero son aquellos que se elaboran en la casa, su elaboración es netamente casera, de inmediato las imagines que vienen a nuestra memoria pertenecen a los tiempos de nuestras abuelas, para aquel momento la industria farmacéutica realmente no contaba con la presencia de estos Test hoy tan difundidos con los cuales se puede contar hoy.

A través de la muestra de orina tanto los Test de embarazo caseros como los farmacéuticos miden la presencia de la hormona Gonadotropina Coriónica Humana (GCH o HCG). Recuerda que para obtener unos resultados ideales, acordes con la realidad, debes mantener tus partes íntimas bien lavadas, la higiene es imprescindible.

Para recoger la muestra de orina necesaria para realizar el Test de embarazo casero, deberás usar un vaso de vidrio, bien lavado, seco y el lugar donde lo expongas debe estar limpio y libre de humedad y que la luz no le afecte directamente.

Recuerda cuando recojas la orina en este vaso de vidrio limpio, observa atentamente, no debe contener trazas de sangre, esto podría indicar problemas de salud, en este caso deberías consultar con tu médico ginecólogo inmediatamente.

¿Cuándo se debe realizar el Test de embarazo casero?

La mujer es un ser muy sensible, está siempre expuesta a las vulnerabilidades causadas por las hormonas y cuando se presume estar embarazada, en línea general, en su gran mayoría se presenta signos indicativos que podrían advertir que la mujer está embarazada, esto es gracias a las hormonas que desde el momento de la fecundación hasta el último trimestre de embarazo estarán siendo producidas en grandes cantidades  para mantener un embarazo ideal y que pueda llegar a feliz término.

Los niveles de la Gonadotropina Coriónica Humana u hormona del embarazo llegará a  duplicar su “cantidad” cada dos o tres días desde que ocurre la fecundación efectiva hasta la implantación del embrión en el útero materno o matriz. Los valores alterados de esta hormona se “normalizarán” en la medida en que avancen las semanas.

Los síntomas más comunes, por mencionarte algunos son: náuseas matutinas, ligeros mareos, dolor en los senos al principio muy parecidos a aquellos que se sienten cuando llega la menstruación, y quizás el síntoma más popular es la ausencia de la menstruación, esta se suspenderá mientras dure el embarazo, es decir, los 280 o 266 días de gestación.

Debes saber igualmente que muchas mujeres sin estar embarazadas pueden presentar los síntomas anteriormente mencionados, esto puede indicar que existe algún problema de salud, en este caso es aconsejable visitar a tu médico ginecólogo; una visita a tiempo puede evitar males mayores. Con la salud no se juega.

Realizar un Test de embarazo casero no será para nada costoso. Es conveniente realizarlo cuando creas que tienes más de un síntoma, así podrás contar con un poco más de exactitud a la hora de realizar uno de estos Test. Recuerda es recomendable esperar para realizarlo aproximadamente unos quince días desde el momento en que se “sospeche” del embarazo.

La diferencia básica entre los Test de embarazo casero y los Test de embarazo farmacéuticos radica en que el Test casero es inexacto en cuanto al uso de cantidades de orina, tiempo de medición, tipo de ambiente bajo el cual se realiza este podría ser muy seco, estar muy iluminado y la luz puede provocar reacciones químicas, estar muy húmedo, la poca limpieza de lugar y hasta la esterilización de los utensilios: vasos, alfileres o agujas, entre otros, o estado de conservación de los “ingredientes” caseros: huevos, jabón, vinagre,etc.

Tipos de Test caseros

Test casero usando aceite. Deberás recoger en un recipiente bien limpio y de vidrio unos dos dedos de orina, procura las primeras horas de la mañana y en ayunas para recoger esta orina, esta debe estar libre de trazas de sangre. Agrega un poco de aceite sobre la orina, como sabrás el aceite y la orina por ser líquido no deberían unirse, por lo tanto, debes observar que si el aceite se une en superficie hasta formar una sola capa de aceite flotando en orina, entonces esto indicará que estás embaraza, Felicitaciones.

Si tu caso sólo revela que el aceite se disgregó por todo el vaso el resultado será que por el momento no estás embarazada, pero tranquilízate, ten paciencia y vuelve a intentar.

Existe otro Test de embarazo casero muy particular, y se trata de someter a la orina al frío intenso del refrigerador, es el denominado Test del Refrigerador.

Necesitarás: Un vaso de vidrio, el cual deberá estar bien limpio y seco y recolecta un poco de orina, recuerda que es mejor aquella de las primeras horas de la mañana y deberás estar en ayunas, observa cuidadosa y detalladamente que la orina recolectada no tenga trazas de sangre, de ser así consulta inmediatamente con tu ginecólogo.

Tapa el vaso con la orina y llévalo al refrigerador por toda la noche o por lo menos unas cuatro horas. Al final del tiempo de reposo en el refrigerador, abre el frasco y observa cuidadosamente, si ves unas “escarchas” flotando en la superficie de la orina el resultado indica que estás embarazada. Si esas mismas “escarchas” están pero en el fondo del vaso, entonces, por ahora no estás embarazada.

El Test de embarazo casero usando vinagre. Este Test de embarazo casero es uno de los más populares, en realidad es muy fácil de realizar y para nada tendrás que esperar por largo tiempo, aquí las medidas son un poco más precisas y para muchas mujeres este es el mejor de todos.

Como te lo he dicho en los demás Test existe un paso inolvidable, recoge un poco de la orina de la mañana y en ayunas, en un vaso de vidrio muy limpio y seco y agrega inmediatamente una cucharada colmada de vinagre blanco, no agites y deja reposar por al menos veinte minutos. Si después de finalizados los 20 minutos notas que se ha producido una espuma en superficie y que la orina cambió de color, entonces, felicidades estás embarazada, si por el contrario, la orina no cambió de color y permaneció sin ninguna espuma, pues bien, por ahora, no estas embarazada.

Para todas aquellas mujeres que probarán hacer estos Test de embarazo casero y cuyos resultados serán una feliz espera, para todas ustedes felicidades.

Si formas parte del grupo que puso en práctica cualquiera de estos Test de embarazo casero y el resultado no fue el esperado embarazo, no te preocupes, ten un poco de calma, paciencia  y  vuelve a intentar. Buena suerte.